viernes, 4 de enero de 2013

El Aceite de Coco y sus Propiedades


Aunque los más recientes estudios han dado cuenta de las propiedades del aceite de coco, todavía no recibe el reconocimiento que realmente merece. No sólo es una buena grasa saturada, sino que, además el aceite de coco es un agente curativo excepcional, con un montón de aplicaciones útiles para la salud.

Quema grasa: 

¿Es irónico, no? Una grasa saturada que puede acelerar la pérdida de grasa abdominal (el tipo más peligroso). Hay dos estudios que demostraron que consumiendo dos cucharadas soperas al día (30 ml) se puede reducir la grasa del vientre en  1 a 3 meses.

Prevención de osteoporosis:

El aceite de coco ayuda a reducir el estrés oxidativo en el hueso, lo que puede prevenir el daño estructural y la consiguiente osteoporosis.

Energizante  cerebral: 

Un estudio publicado en el 2006 en la revista Neurobiology of Aging, mostró que la administración de triglicéridos de cadena media, abundantes en el aceite de coco, a 20 sujetos con enfermedad de Alzheimer y deterioro cognitivo, ocasionaba una mejoría considerable en tan sólo 90 minutos después del tratamiento.


Eliminación de piojos y acaros: 

Cuando se combina con el aerosol de anís, en el aceite de coco se encuentra un insecticida superior que es la permetrina, componente usual de los piojicidas comerciales.

Cicatrizante: 

El coco se ha utilizado para curar heridas desde tiempos inmemoriales. Tres de los mecanismos identificados detrás de estos efectos curativos son su capacidad de acelerar la cicatrización, mejorar la actividad de las enzimas antioxidantes y estimular un mayor entrecruzamiento del colágeno en el tejido que está siendo reparado.

Analgésico: 

El aceite de coco ha demostrado que tiene propiedades antiinflamatorias, analgésicas y para reducir la fiebre.

Tratamiento de úlceras: 

La leche de coco (que incluye componentes de aceite de coco), ha demostrado ser tan eficaz como el sucralfato que es un medicamento convencional para la úlcera.

Protector solar: 

El aceite de coco puede bloquear los rayos UV en un 30%. Tenga en cuenta que esto es bueno, en la medida en que los rayos UVA son perjudiciales para la piel, mientras que los rayos UVB son altamente beneficiosos (cuando la exposición es moderada).
El aceite de coco, se elabora con la pulpa del coco

Para elaborar aceite de coco casero, licúa la pulpa de dos cocos maduros, con una tela o un colador fino extrae la leche del coco y ponla a hervir a fuego lento removiendo constantemente. Remueve hasta que se separe el aceite de la mezcla. Puedes usar este aceite como sustituto de la mantequilla en tus comidas.

Por supuesto, al hablar de aceite de coco, sólo estamos viendo una parte de la palma de coco. Cada componente, incluida la fibra de coco, la proteína de coco y el agua de coco han confirmado experimentalmente aplicaciones terapéuticas sorprendentes, por ello todos deberíamos incluir en nuestra dieta el coco.

Otros artículos interesantes:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...