lunes, 12 de noviembre de 2012

El ruido y cómo afecta nuestra salud

El mundo es sonido, trabajamos, jugamos y dormimos rodeados de sonido. El sonido es importante y nos afecta de maneras que ni siquiera entendemos. A nivel fisiológico está relacionado a la secreción de hormonas, ritmo cardiaco, respiración y ondas cerebrales; a nivel psicológico influye mucho en nuestras emociones, una canción triste nos pone tristes, e incluso nuestro comportamiento se ve afectado con el sonido, acercándonos a sonidos placenteros y alejándonos de sonidos desagradables.

Lamentablemente gran parte del sonido que nos rodea es solo ruido y esta exposición constante produce varios efectos negativos sobre el organismo de las personas, como pérdida de audición, trastornos en el equilibrio nervioso, alteraciones en el sistema digestivo y disminución del rendimiento.

Ruidos como este son los que provocan estrés

Las personas que viven en una ciudad ruidosa van acumulando el ruido percibido durante la vida, lo que provoca que el oído envejezca una media de 20 años antes de lo que corresponde congénitamente a la persona. Esta situación se agrava en quienes están sometidos a continuos y altos volúmenes de ruido, con un envejecimiento de 40 años. Lo que significa que una persona que debería sufrir problemas auditivos a partir de los 70, comienza a tenerlos desde los 30.



Un estudio de la revista de la Asociación Médica Americana constató que casi un 15% de las personas de entre 6 y 19 años sufrían de alguna deficiencia auditiva. Estos efectos son los más estudiados por ser los más relacionados con el ruido y por ser característico de algunas profesiones, prácticamente desde que existió una actividad laboral organizada.

Independientemente de la respuesta fisiológica del organismo frente a una fuente de ruido o de los efectos patológicos que pueda ocasionar, nuestro comportamiento también se ve afectado por el ruido, tanto en el ámbito social como en el personal. A nivel personal, podemos destacar los efectos sobre el sueño, la molestia y el rendimiento en el trabajo.

La respuesta de la sociedad al ruido que nos rodea son los audífonos. Los usamos para evitar escuchar el mundo y bien utilizados pueden ayudarnos a sobrellevar un día lleno de situaciones estresantes. El problema es cuando se exagera en el uso de estos, provocando estragos en nuestra audición. Organizaciones como la OMS están alarmadas por la creciente tasa de personas con problemas auditivos. 

Este es el mejor tipo de audífonos para escuchar música

Debemos aprender a convivir con el ruido, evitándolo cuando sea posible, reservando espacios en nuestros hogares libre de él y siguiendo estas sencillas recomendaciones:

  • Protege tus oídos, siempre compra los mejores audífonos que puedas pagar, no los uses demasiado alto y usa de preferencia los que no van dentro del oído. 
  • Canta, canta en la ducha, canta cuando estés solo o con amigos, cantar es muy bueno para el alma y para la salud, relaja y alegra. 
  • Aprende a tocar algún instrumento, no es tan difícil como crees y también es muy bueno para la salud. 
  • Crea tu propio ambiente de relajación usando esta simple herramienta: http://naturesoundsfor.me/Calm_Thunder_Storm 

Espero les haya gustado el artículo. Sígannos en Facebook para más novedades.

Otros artículos interesantes:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...